Contra viento y marea es el blog que mantengo en la red; por desgracia no lo actualizo con toda la asiduidad que me gustaría, siempre hay alguna excusa que argumentar como justificación: si estoy en la Mar, porque no tengo cobertura. Si estoy en tierra, lo que me falta es tiempo o inspiración, efecto éste que raras veces me sobreviene sino en la Mar.

    En Contra viento y marea publico algunos relatos, anécdotas o vivencias escritas en la Mar, a bordo de los barcos en que navego o en los puertos que toco; parte de la historia de mi vida marinera.

    En ocasiones toco temas de actualidad, publicando entradas a modo de artículos de opinión. Y, por supuesto, aprovecho esta pequeña ventana al mundo para criticar todo aquello que considero deleznable y hacer apología de las (buenas) causas perdidas.

    Agradezco a los lectores, de corazón, los mensajes y correos ya sean con comentarios, críticas u observaciones. A menudo me hacen reflexionar acerca de puntos de vista -propios o ajenos-, en ocasiones reconsiderarlos, frecuentemente me empujan a buscar información adicional en los libros y siempre me motivan para seguir escribiendo. Son, en resumen, enriquecedores.

Aquí puede accederse al Historial del blog , con la colección completa de entradas.

Nota:

El Navegante acaba de estrenar esta nueva versión de su sitio web.
Estoy todavía en proceso de migrar todos los contenidos (entradas del blog, artículos, fotografías, vídeos…) desde la antigua plataforma en la que estaba alojado a ésta nueva.

 

  • Historias tras los libros (4/24/2017) - Libro. No estoy seguro de que exista alguna palabra que contenga un significado tan amplio, que abarque tantas cosas, que promueva ideas y recuerdos tan variados y dispares como la palabra libro.
  • Monas vestidas de seda (2/11/2017) - A mí, al igual que a Obélix, el viajar me abre el apetito. A pesar de haber desayunado con fruición antes de largar amarras no tardé en parar para comerme el pan y el queso que llevaba conmigo -eché una vez más de menos mi vieja bota de vino-.
  • Entrevistas estúpidas y la Línea 9 (2/14/2016) - Valencia, a 14 de febrero del 2016. Domingo.     Mi humor no era el mejor ayer por la mañana. Raras veces mi buen humor resiste el paso por un aeropuerto y un avión, y a aquellas alturas de día llevaba ya unos cuántos.     La tarde anterior había desembarcado, dejando en Cerdeña el barco que…
  • La vida sigue igual… (5/27/2015) - Valencia, a 25 de mayo del 2015. Lunes.     Es la una de la madrugada del domingo al lunes. Ya hay resultados de las elecciones. Eran municipales y autonómicas, pero para muestra basta un botón.     Otra vez ganan los de siempre. Cierto que hay dos fuerzas emergentes que acapararon muchos votos -más una tercera…
  • Esperpento electoral (5/22/2015) -     Leer la prensa por la mañana en vísperas de elecciones es desolador. Ya no sólo por la falta de capacidad de los periodistas, por la pobreza de los textos cuajados de faltas de todo tipo: ortográficas, gramaticales, léxicas. Redactores que no dominan la sintaxis elemental cuando se ganan desvergonzadamente la vida con las palabras.…
  • Ferrocarriles, turistas y viajeros (1/25/2015) - Viajando en el ferrocarril, de Valencia a Santiago de Compostela. A 5 de mayo del 2013. Domingo.     De nuevo de viaje. A pesar de lo mucho que añoro estar en el hogar cuando vago por este mundo, ya sea recorriendo su tierra o navegando sus mares, admito que me encanta viajar. No sólo…
  • El viejo remolcador del río de tardes serenas (12/5/2014) - A bordo del V…, atracados en el río. A 12 de febrero del 2013. Martes.     Alcé la vista del libro que estaba leyendo (el Shiphandling With Tugs del capitán Slesinger) al concluir el capítulo y contemplé los colores templados del atardecer sobre el río. Entrecerré los ojos y elevé el rostro a un…
  • La sede de la MCA en Southampton. A los marinos varados (6/14/2014) - Londres, a 15 de junio del 2014. Domingo. Últimamente se está hablando mucho en las redes de la posible salida que supone emigrar al norte de Europa, buscando embarque bajo pabellones extranjeros. La triste situación de España en general y de nuestra Marina Mercante en particular nos fuerza a ello como única alternativa a no languidecer varados indefinidamente en esa vieja y ajada península que tenemos por tierra patria, patria ingrata, hasta morir de hambre y que nuestros huesos amarilleen al Sol.
  • Españoles en Londres (10/10/2013) - Cuando salí a la calle a eso de las ocho de la mañana me encontré con un amanecer frío, lluvioso y con viento cortante, que contrastaba con las mañanas soleadas y templadas, mediterráneas, que había dejado atrás en Valencia hacía unos días. Me abotoné hasta arriba mi viejo lobo de mar
  • Stat rosa pristina nomine… (2/27/2012) - A bordo del Cabo Cee, fondeados en la rada de Setúbal. A 20 de febrero del 2012. Lunes.     Estamos fondeados de nuevo en la rada de Setúbal. Tras la comida me tumbé a echar una siesta. El sueño fue profundo. Tras una hora de reposo el despertador me devolvió al mundo al toque de Ganando barlovento. Me estiré y desperecé, mirando al techo y abandonándome un rato a mis pensamientos. El barco estaba inmóvil, anclado en el resguardado estuario.
  • Mi viejo Parker Mi viejo Parker (2/26/2012) - A bordo del Cabo Cee, en Setúbal. A 8 de febrero del 2012. Miércoles.     Acabábamos de atracar en Setúbal. Yo había terminado con los papeleos en el puente y había bajado a cubierta a echar una mano. Me gusta ayudar a los marineros. A menudo echo de menos el trabajo de cubierta. Dimos la pasarela a tierra y después extendimos la red de seguridad que se coloca bajo ella, cuya finalidad es evitar que la gente o las cosas se caigan a la Mar. Esa tarde no lo evitó.
  • El Cabo Cee próximo a doblar la Estaca de Bares y Cabo Ortegal con inusual buen tiempo. Patrones de agua dulce y erizos cruzando autopistas (2/25/2012) - A bordo del Cabo Cee, en la Mar; en los 41º 03’N 010º 05’W. A 24 de febrero del 2012. Viernes. Era una mañana gris aunque tranquila. El cielo estaba cubierto de estratocúmulos grisáceos que ocasionalmente descargaban algo de llovizna, habiendo no obstante buena visibilidad. Poco después, aproximadamente frente a Punta Roncadoira, capté una conversación en el canal 16 de VHF.
  • Amanece sobre Setúbal, fondeados en el estuario del río Sado. El cocinero del Cabo Cee (2/4/2012) -     A lo largo de estos últimos días hemos tenido algunos cambios reseñables a bordo. Nos hemos desecho de un par de trastos inútiles: la lavadora rota y el cocinero. A bordo del Cabo Cee, fondeados en el estuario del Sado. A 11 de enero del 2012. Miércoles...     Estamos de nuevo anclados en la rada de Setúbal, en el estuario del Sado, frente a la ciudad. Anoche, durante mi guardia, fondeó a tres cables de nosotros el Sylvia, de la Flinter, un pequeño granelero de menos de cien metros de eslora, pabellón holandés. Lo vi entrar por la barra y aproximarse, luego moderó máquina y fondeó, borneando suavemente sobre el ancla de in modo impecable.
  • Muelle de graneles, Casablanca. De nuevo, Casablanca (1/16/2012) -     A medida que avanzábamos los barcos fondeados en la rada iban surgiendo de entre la bruma, quietos y fantasmales, presos de las sólidas cadenas que los anclaban al lecho marino. Imaginé la misma escena antaño, en los tiempos anteriores a la electrónica. Un solitario marinero de guardia en el castillo de proa haciendo sonar una pesada campana de bronce -un repique de cinco segundos, a intervalos de un minuto- cuyo tañido sonaría nítido a través de la niebla advirtiendo a otros navegantes de la presencia del buque fondeado.
  • Llegada a bordo del práctico. Vis cómica de Jan Sanders. Carta de un capitán desgraciado (1/10/2012) -   Hace unos meses llegó a mi poder una copia de esta vieja carta, que lleva décadas circulando en el ámbito de marinos mercantes. Aunque probablemente sólo capten su intríngulis los marinos, los hechos narrados son descritos en suficiente amplitud, creo, como para que cualquier lector pueda entenderlos. La que a continuación transcribo es una traducción de la original, escrita en inglés; era ésta aún más hilarante, redactada con ese estilo inglés elegante y flemático, tan característico como su fino humor velado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s