De libertades

La Libertad iluminando al mundo.

Valencia, a 19 de noviembre de 2010. Viernes.

    Esta semana escribiré sobre las libertades. Hace no mucho tiempo me vi envuelto en un animado debate en Internet, lidiando con progres empedernidos, neoconservadores convencidos y demás gentes de bien: Eso de “la libertad” para todo y todos, y demás demagogia manida y barata, tan en boca de todos en estos tiempos, está muy bien y suena muy bonito. Idílico. Pero si de mí dependiera, yo no le daría la libertad a nadie que no estuviera preparado para recibirla. ¿Acaso le daría cualquier hombre sensato la libertad a un feroz león salvaje en medio del pueblo? O, poniendo un ejemplo más real: ¿Sería razonable dar la libertad a un violador de niños, o a un asesino en serie?

Yo soy firme defensor de la idea de supeditar la libertad a la Educación y al civismo. Y sólo conceder la libertad cuando se esté preparado para disfrutar de ella en comunidad.

Y si no, a disfrutar de ella a la selva. Con los leones.

Opino que la libertad no es algo que se pueda ni deba regalar a la gente. Antes de concederla hay que dar educación, ésa me parece la clave. Gente educada en el respeto, el civismo y con cierto nivel cultural estará preparada para recibir la libertad y disrutarla. Mientras tanto hay que controlar a la gente por el bien de todos.

Y cuando hablo de Educación me refiero a ésta en su sentido más amplio: Civismo, conocimientos, sabiduría, capacidad de análisis crítico, urbanidad, modales, cultura -también en su sentido más amplio-.

Uno de los muchos problemas de la gente sin educación es que no han sido enseñados a leer, asimilar y formarse una opinión propia. No han sido enseñados a pensar por sí mismos. Son presa fácil para grandes oradores -o escritores- con capacidad de convicción y carisma. O con con cara diamantinamente dura. Toda esta masa de gente entiende las cosas a su manera, que a menudo es diferente al sentido que el autor pretendió dar al escrito. O, por el contrario -y más frecuentemente-, entienden las cosas tal y como el infame y perverso titiritero de turno pretende que lo hagan, a su ambiciosa y egoísta conveniencia. Y todo esto es, a su manera, algo muy peligroso.  Por favor, estamos en el siglo XXI y en el mundo occidental; la gente tiene que aprender a pensar y razonar. Y debe hacerlo.

Una sociedad educada en el conocimiento, el civismo, la responsabilidad y la cultura sería más feliz. Estaría preparada para recibir inmensas parcelas de libertades individuales y colectivas sin peligro de desmadres y desparrames. Y podría ahorrarse muchísimo presupuesto en áreas tales como: fuerzas de seguridad; funcionariado; limpieza y saneamiento público; mantenimiento de servicios, instalaciones e infraestructuras; justicia; energía; agua; sanidad; etcétera.

En definitiva, el país funcionaría mejor y seríamos ciudadanos libres y contentos. Y, como recompensa colateral, tendríamos gobernantes capaces y a la altura de las circunstancias. Porque un pueblo culto y educado no permitiría en modo alguno que no fuese así.

Es ahora cuando la pescadilla se muerde la cola. La Educación en España retrocedió a un nivel próximo al paleolítico, y sufrimos unos gobernantes que van de mal en peor. Politicastros sin capacidad para dirigir efectivamente un país, sin educación, sin preparación y sin vergüenza ni escrúpulos. Y esta infame casta política encumbrada al poder con malas artes es la primera interesada en que el pueblo no tenga educación, ni opinión, ni criterio, ni capacidad de pensar por sí mismo y opinar.

Porque si el pueblo la tuviera, ellos tendrían los segundos contados.

No puedo terminar este artículo sin citar, una vez más, uno de mis axiomas predilectos, atribuido a Pitágoras: Si se educara a los niños, no sería necesario castigar a los mayores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s